¿Cuáles son los tipos de medicamentos para la fibromialgia?

La medicación para la fibromialgia está destinada a reducir el dolor y la fatiga que interrumpen la vida de las personas con esta afección. No existe una cura para la fibromialgia, y el tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas del trastorno. A la mayoría de las personas con fibromialgia se les da una combinación de analgésicos, antidepresivos y pastillas para dormir. Recientemente, se han aprobado los anticonvulsivos para reducir el dolor asociado con la fibromialgia.

Dado que la queja más frecuente de la fibromialgia es un dolor muscular profundo y generalizado, la mayoría de los médicos comenzarán con medicamentos para aliviar el dolor. Los medicamentos de venta libre como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno sódico a veces son eficaces para reducir las sensaciones dolorosas que se experimentan a diario. Algunas personas tienen dolor que no responde bien a los medicamentos sin receta. Para estas personas, los medicamentos narcóticos u opioides como Vicodin® u Oxycontin® son la mejor manera de obtener alivio a largo plazo del dolor. Tramadol®, un analgésico no narcótico, ha tenido buenos resultados con el alivio del dolor sin el riesgo de formar una dependencia de la medicación.

Algunos antidepresivos recetados para el tratamiento de la fibromialgia pertenecen a una clase llamada inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNR), e incluyen Cymbalta® o Savella®. Estos medicamentos actúan previniendo la reabsorción de los neurotransmisores serotonina y norepinefrina en el cerebro. Se cree que tener más de estos químicos disponibles en el cerebro promueve sentimientos de bienestar. Otros que se usan como medicación para la fibromialgia se llaman antidepresivos tricíclicos, como Elavil®. Estos medicamentos pueden ayudar a regular los ciclos de sueño y tratar la depresión y la ansiedad que enfrentan muchas personas que padecen de fibromialgia.

Muchas personas con fibromialgia no pueden obtener un sueño reparador profundo. Las ayudas para dormir como Restoril® y Ambien® a menudo se recetan para promover una mejor experiencia de sueño. El cuerpo se cura solo durante los ciclos de sueño, y los patrones de sueño deficientes pueden contribuir a un aumento de los niveles de dolor en todo el cuerpo. Una gran parte de los pacientes con fibromialgia también se enfrentan a una fatiga extraordinaria a diario. Estas ayudas para dormir pueden ayudar a la persona a estar más alerta al día siguiente.

En 2007, se aprobó un medicamento para la fibromialgia llamado Lyrica® para el tratamiento del dolor generalizado. Este medicamento pertenece a una clase de medicamentos llamados anticonvulsivos. Se piensa que la actividad excesiva de ciertos impulsos en el cerebro contribuye al dolor que sienten los pacientes con fibromialgia. Se cree que Lyrica® ralentiza los impulsos que transmiten señales de dolor, lo que da como resultado menos dolor registrado por el cerebro. Este medicamento para la fibromialgia también puede ayudar a eliminar la fatiga que generalmente es un problema diario para la mayoría de las personas con este trastorno.