¿Cuáles son las mejores formas de mejorar las habilidades de escritura?

La mayoría de los autores profesionales estarán de acuerdo en que no existe una sola forma correcta de mejorar las habilidades de escritura, y que hacerlo es un proceso individual que es diferente para todos. Aun así, constantemente mencionan algunos consejos que son especialmente útiles, como mirar la gramática y la puntuación, prestar atención a la audiencia, obtener una evaluación por parte de los compañeros y leer los borradores personales en voz alta. Leer las obras de otros, tomarse el tiempo para identificar lo que el lector necesita saber y organizar la pieza, escribir con frecuencia y volver a redactar los borradores son técnicas adicionales. Muchas personas también encuentran que buscar conscientemente detalles en el entorno es una estrategia de buenas prácticas que se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento.

Gramática y puntuación

Algunos lingüistas consideran que las reglas de gramática y puntuación son el elemento más vital en la comunicación escrita, ya que tienen un efecto tan importante sobre el flujo y el significado de lo que una persona intenta decir. Mejorar estos dos aspectos de la escritura comienza con el estudio del lenguaje y los manuales de estilo, que explican dónde pertenecen los elementos básicos y cómo funcionan. Una vez que una persona conoce estas pautas, puede practicar aplicarlas. Una forma común de hacerlo es completar las pruebas de edición impresa o en línea. A través de este proceso, es una buena idea identificar las reglas que provocan cualquier cambio; cualquier duda debería motivar a una persona a echarle un segundo vistazo a un manual.

Audiencia

Un estribillo común entre los escritores profesionales es que, para conectarse realmente con los miembros de una audiencia, una persona tiene que hablar de una manera que ellos puedan entender. Las dos oraciones "¿Sobre quién estás hablando?" y "¿Con quién estás hablando?" expresan la misma idea, por ejemplo, pero tienen una sensación dramáticamente diferente. Un ejercicio para practicar la conexión con la audiencia es tomar un solo trabajo y volver a escribirlo varias veces para varios grupos diferentes. Vale la pena señalar que, aunque las reglas de gramática y puntuación generalmente no deberían salir totalmente de la ventana, está bien doblarlas o romperlas un tanto e inclinarse hacia el habla vernácula si realmente mejora la forma en que alguien seguirá el significado.

Evaluación por pares

Relacionado con la idea de la audiencia está el concepto de que otra persona eche un vistazo a uno o más borradores. Muchos autores no son completamente objetivos sobre su trabajo, y no siempre son conscientes de ello cuando algo en una pieza es confuso o contradictorio. Obtener la evaluación por pares, ya sea de un amigo, miembro de la familia o grupo, brinda la oportunidad de ver qué tan precisa es la evaluación de una persona de su propia escritura, y la crítica constructiva que se encuentra en los comentarios permite a alguien ser muy específico sobre qué y cómo cambiar.

Leer en voz alta

Si un escritor ha prestado atención tanto a la audiencia como a las reglas de gramática y puntuación, las conexiones entre las ideas generalmente serán muy suaves, haciendo que el contenido sea más fácil de comprender y recordar. La evaluación por pares puede ayudar a alertar a alguien sobre problemas de flujo, pero cuando esta opción no está disponible, o cuando una persona desea pulir un borrador antes de que otros lo revisen, la siguiente mejor opción suele ser leer la pieza en voz alta. La regla general es que lo incómodo de decir y lo incómodo de leer son esencialmente lo mismo. Los cambios en la estructura de la oración y la elección de palabras son comunes con esta técnica.

Leer los trabajos de otros

La lectura es una forma de mejorar las habilidades de escritura porque expone a una persona a muchos estilos de comunicación diferentes. También es una forma clave de obtener información, no solo sobre escritura, sino también sobre una amplia gama de otros temas que podrían inspirar nuevos trabajos. Muchas personas también encuentran que proporciona un punto de partida para desarrollar buenos hábitos, y sirve como una forma visual de internalizar elementos de estructura, puntuación, gramática e incluso trama.

Identificación y organización de problemas

Uno de los mayores problemas en la escritura "deficiente" es que la idea central no está clara, que generalmente se debe a que el autor no ha identificado del todo el problema o la información que necesita dar al lector. Un método simple para resolver el problema de identificación es crear un título para la pieza; debe ser conciso pero lo suficientemente completo como para que, incluso si alguien no lee nada más, tenga una idea de qué trata el trabajo. Después de que una persona obtiene su título, puede usar la misma estrategia para identificar cada uno de los puntos principales que quiere hacer y organizarlos según la importancia y lo que fluye mejor. Mucha gente dice que es simplemente una cuestión de llenar los vacíos a partir de ahí.

Sesiones habituales para escribir

Algunos expertos sugieren que practicar con la mayor frecuencia posible es la mejor manera de mejorar las habilidades de escritura; esto no es lo mismo que escribir muchas páginas. La idea aquí es que volver constantemente al teclado de la computadora o al lápiz y el papel desarrolla la disciplina, proporciona enfoque y mantiene las reglas en la vista. También produce una cartera más grande que una persona puede usar para obtener comentarios. Los avisos son buenas fuentes de temas o pautas para cada sesión, y mantener un diario también funciona.

Reescribir

A medida que una persona intenta aumentar la cantidad de tiempo que dedica a poner sus ideas sobre el papel, una técnica específica que a veces produce grandes beneficios es reescribir algo que ya existe. Puede ser el trabajo anterior del autor o puede ser de otra persona. Hacer esto le enseña a un individuo a mirar el mismo concepto desde un ángulo diferente, y le da la oportunidad de explorar qué elementos principales cambiantes como la longitud de la oración o la voz le harían al trabajo. Otro beneficio es que le recuerda al autor que no hay necesariamente una forma "correcta" de presentar algo, lo que contribuye en gran medida a reducir la ansiedad y romper el bloqueo del escritor.

Buscar detalles

Una manera fácil para que un escritor se desarrolle incluso cuando no está en su mesa de trabajo es mirar lo que le rodea e identificar mentalmente todos los detalles que pueda. Ser capaz de decir que hay una voz de hombre en una cafetería es bueno, por ejemplo, pero poder decir que es profundo y retumbar con un temblor de agotamiento es mejor. El punto de este ejercicio es que los detalles son el corazón de la descripción, y una buena descripción es esencial para mantener el interés del lector y hacer que las escenas y los personajes cobren vida. Incluso cuando un trabajo es no ficción, la especificidad hace que el autor se vea profesional y como si hubiera sido minucioso en su investigación y preparación.