¿Cómo se subvencionan los servicios públicos en Turkmenistán?

La ex república soviética de Turkmenistán podría no estar en la lista de los lugares más populares para vivir, pero sus ciudadanos ciertamente se han beneficiado de su abundante suministro de energía. Desde 1993 hasta 2017, cada ciudadano en Turkmenistán recibió 50 metros cúbicos de gas natural y 35 kilovatios por hora de electricidad cada mes, junto con 250 litros de agua por día.

Para poner eso en perspectiva, un hogar promedio utiliza entre 303 y 379 litros de agua por día, y 897 kilovatios de electricidad y 141 metros cúbicos de gas natural por mes. En otras palabras, la mayoría de los hogares turcomanos pagaron solo una fracción de sus costos reales de energía.

Sin embargo, todo eso está llegando a su fin bajo el liderazgo del presidente Gurbanguly Berdymukhamhamedov, quien detuvo los subsidios en 2017 tras una fuerte caída en los precios de la energía y la decisión de Rusia de no comprar más gas natural de Turkmenistán.

Una visita virtual a Turkmenistán:

  • Turkmenistán contiene un gran cráter de gas natural que se ha estado quemando desde que fue incendiado por geólogos en 1971; es apodado las "Puertas del infierno".
  • Alrededor del 70 por ciento de Turkmenistán está desierto, pero la capital del país, Ashgabat, cuenta con la piscina cubierta más grande del mundo.
  • Las antenas parabólicas de propiedad privada fueron prohibidas en Turkmenistán en 2015, probablemente en un esfuerzo por impedir el acceso a noticias internacionales.