¿Qué es el Esperma?

Los espermatozoides son gametos masculinos, células reproductoras que contienen la mitad de un conjunto de cromosomas que se pueden unir con un gameto femenino para formar un cigoto. Si se permite que se desarrolle, el cigoto se convertirá en un embrión y eventualmente madurará en un bebé. Los gametos masculinos se encuentran en el semen, un fluido producido por los hombres con el propósito de la reproducción. La composición del semen varía, pero los espermatozoides como regla general constituyen solo un porcentaje muy pequeño, generalmente menos del cinco por ciento, del volumen.

La base para la producción de estas células únicas se establece durante el desarrollo fetal. Las células especializadas conocidas como células germinales migran al tracto reproductivo y se asientan en las gónadas. Durante la pubertad, las células comienzan a dividirse, produciendo esperma. A lo largo de la vida de un hombre, produce miles de millones de estas células, con alrededor de 50 millones lanzados con cada eyaculación. De estos millones, en hombres sexualmente activos, cientos generalmente logran llegar al tracto reproductivo femenino, donde compiten para fertilizar el óvulo que espera.

Una vez que se han producido los espermatozoides en las gónadas, tardan aproximadamente siete días en trabajar en una posición para la eyaculación. En el camino, se vuelven altamente concentrados, con fluidos que son absorbidos por el tracto reproductor masculino para dejar los gametos comprimidos átras. Las glándulas producen los otros componentes del semen, incluidos los compuestos que hacen que el semen se coagule al liberarlo para garantizar que permanezca en el tracto reproductivo femenino junto con los azúcares que proporcionan nutrición a los espermatozoides a medida que avanzan hacia el huevo.

La estructura de estas células incluye una cabeza que contiene enzimas diseñadas para ayudar a la célula a penetrar el óvulo. Mientras que el huevo humano es muy pequeño, los gametos masculinos son aún más pequeños, y la pared externa del huevo es esencialmente una pared impenetrable sin enzimas para ayudar a las células a abrirse paso. Una extensión llamada flagelos se mueve desde la cabeza y actúa para animar las células a medida que se mueven a través del tracto reproductivo. Esta cola caerá más tarde.

Pueden ocurrir varios problemas durante la espermatogénesis, cuando el cuerpo masculino produce más espermatozoides. Los errores durante la división pueden dar lugar a anomalías cromosómicas, algunas de las cuales pueden ser fatales. La producción y la salud de los gametos también pueden verse limitadas por factores ambientales. Cuando las parejas experimentan infertilidad, se realizan exámenes médicos para aprender más sobre las causas y para identificar un posible plan de tratamiento. En los hombres con un conteo de espermatozoides bajo o una motilidad espermática limitada, puede ser difícil impregnar con éxito a una mujer sin ayuda.